De aquí pa allá

pupkinzade:

Sol frío - Cold sun

pupkinzade:

Sol frío - Cold sun

(via buenosairesporvos)

La sorpresa

Nunca olvidaré este 24 de agosto. Mi crush pasó una línea que abre paso a que lo nuestro se consolide como una amistad que superará las pruebas de la distancia y el tiempo. Lo amo y me ama. Hay hechos que lo demuestran. Lloro de amor y nostalgia porque se acerca nuestra despedida. Lloro de alegría y esperanza porque ese: ‘Busca debajo de la alfombra de la sala’ lo cambió todo.

Dios, permite que nunca nada rompa nuestra mágica amistad, menos después de la inminente despedida que cambiará todo entre nosotros, pero para mejorarlo.

¿Famosa o exitosa?
Me brillan los ojitos cuando pienso en todo el producto final, ya les he dicho que me siento como enamorada de mi proyecto digital en construcción, estoy feliz, tengo a los mejores profesionales apoyándome y estoy invirtiendo para que haya calidad en cada parte del proceso… 
Sin embargo he estado pensando desde hace unos días en mis propósitos, en mi causa: quiero enseñar a los protagonistas del sector turismo a servir, atender, mejorar la experiencia de los viajeros, fidelizarlos y lograr que sus viajes sean de ensueño a través del eficiente uso de los medios sociales y el marketing digital turístico.
He pensado también en las grandes marcas personales, Maiah Ocando -de nuevo nominada en 2 categorías a los Streamy Awards de Hollywood-, Sascha Fitness, Mía Astral, Rosshanna Bracho, todas maracuchas que están internacionalizadas porque han tenido muy claro lo que son, lo que quieren proyectar, en lo que les apasiona aportar y han invertido esfuerzo, tiempo, dinero y profesionalismo en su proyecto personal que ha redundado en dinero y éxito, pero también en fama.
No tengo el objetivo de ser una marca personal, pero sí creo que tengo cosas buenas con las cuales influenciar para bien. Eso sí sueño.
Hoy en el start today Mía hablaba de esto, de la diferencia entre fama y éxito, justo en lo que vengo meditando desde que Bernardo Stemateas y Pilar Sordo (mis 2 psicólogos favoritos) hablaron de ello en un programa de televisión argentino que vi por Youtube.
Éxito: hacer lo que te apasiona, según tus talentos, dones y esencia y aportar al mundo con ello.
Fama: la mirada de otros sobre ti, el conocimiento de muchos de que existes y de que haces eso, lo que sea que hagas público.
El exitoso atrae a su proyecto a gente que se conecta con su historia personal, con sus talentos, dones, que los sabe apreciar y disfrutar, que sabe qué esperar de él, que no le exige que sea lo que no es, lo acepta tal como es porque se conecta con su genuinidad, autenticidad y con su causa.
Puede lograr fama el exitoso, pero no necesariamente el famoso es exitoso. A veces alguien logra fama desconectado de su verdadera esencia, proyectando algo que no es y está condenado a fingir para seguir conectado a esa audiencia que lo hizo famoso. 
Un médico investigador puede ser exitoso encerrado en su laboratorio mientras consigue cura a enfermedades que nos limitan y nunca conseguir fama. Pero no le importará porque es feliz cumpliendo lo que considera su propósito, eso es éxito.
Me gustó una frase de Bernando cuando explicaba esto: “Dios esconde su propósito en lo que te apasiona”. Y uno siempre está preguntándole a Dios qué propósito tiene con uno, y la respuesta está escondida justo detrás de lo que te apasiona ser.
La pasión la reconoces rápido, se parece al enamoramiento de pareja, es enérgica, a veces quita el sueño de la emoción, te despierta temprano puro pensando, te hace creativo, inteligente, te mueve a perseverar, a ser constante a luchar, te proyecta, se te nota a leguas, los ojos te titilan y tú brillas. 
La respuesta a la pregunta en mi título es: éxito. Yo no quiero hacer poses, no quiero tener millones de seguidores y visitas en mi web si no son de los que son, yo quiero lograr conectar con la gente que es, con los que valorarán mi conocimiento, mis esfuerzos, mi talento y mis dones tal como Dios me los dio y mejorados por la experiencia y la formación. No quiero fingir nada, no quiero performance ni show, que si lo hay, es porque ya de por sí soy showcera de corazón.
Amo esta etapa de mi vida en la que gesto algo que pronto nacerá y será maravilloso porque será como lo sueño y quiero, con sugerencias de profesionales pero sin afectar mi esencia.
Antes quise complacer a mucha gente y perdí mucho tiempo en ese camino de inconsistencia y dispersión. Ya no, ya tengo foco en lo que realmente me apasiona que es viajar y contar historias de lo que descubro usando como canal lo digital.
(8) Cree en tu talento, es tuyo el pincel (8), suena el soundtrack de Tinkerbell.
 Siento confianza en mí como nunca antes pero estoy consciente al fin de asuntos que me han parado el proceso de crecimiento y en los que estoy trabajando de adentro hacia afuera. "Eliminar para iluminar" dice Mía.
Dejo una lista de asuntos en los que trabajo ahora mismo:
-Prestar atención a los hechos, no tanto a las palabras.
-La consciencia de merecimiento
-Ver las cosas como son y no como quisieran que fueran, eso me mete en negación y me desconecta de la realidad algunas veces.
-Tomar acción pensando primero en mí y luego en los demás.
-Utilizar nuevos recursos, atreverme a innovar.
-Proveerme yo de lo que quiero y necesito para parar de endosar culpas de mis carencias a otros.
-Lidiar sanamente con la frustración de no lograr que algo salga como esperaba.
-No esperar tanto, de la vida, de la gente, vivir el hoy y valorar el instante presente y lo que la gente está dispuesta a dar, no exigir, recibir con alegría y desechar con determinación.
-Tengo que morir psicológicamente al ego. Desaprender las conductas nocivas.
-Limpiar mis ambientes para estar más cómoda.
-Sacar de mi entorno cercano y emocional a las personas que me limitan e inconscientemente me hacen disminuirme para no opacar.
Me siento libre tal como voy, alegre y confiada en Dios… a quien quiero poner a liderar toda esta limpieza interna que me permitirá ser mejor influencia cuando el momento de darme a otros a través de mi proyecto, llegue.
Ya de por sí, todo esto me hace exitosa. ¿O no?

¿Famosa o exitosa?

Me brillan los ojitos cuando pienso en todo el producto final, ya les he dicho que me siento como enamorada de mi proyecto digital en construcción, estoy feliz, tengo a los mejores profesionales apoyándome y estoy invirtiendo para que haya calidad en cada parte del proceso… 

Sin embargo he estado pensando desde hace unos días en mis propósitos, en mi causa: quiero enseñar a los protagonistas del sector turismo a servir, atender, mejorar la experiencia de los viajeros, fidelizarlos y lograr que sus viajes sean de ensueño a través del eficiente uso de los medios sociales y el marketing digital turístico.

He pensado también en las grandes marcas personales, Maiah Ocando -de nuevo nominada en 2 categorías a los Streamy Awards de Hollywood-, Sascha Fitness, Mía Astral, Rosshanna Bracho, todas maracuchas que están internacionalizadas porque han tenido muy claro lo que son, lo que quieren proyectar, en lo que les apasiona aportar y han invertido esfuerzo, tiempo, dinero y profesionalismo en su proyecto personal que ha redundado en dinero y éxito, pero también en fama.

No tengo el objetivo de ser una marca personal, pero sí creo que tengo cosas buenas con las cuales influenciar para bien. Eso sí sueño.

Hoy en el start today Mía hablaba de esto, de la diferencia entre fama y éxito, justo en lo que vengo meditando desde que Bernardo Stemateas y Pilar Sordo (mis 2 psicólogos favoritos) hablaron de ello en un programa de televisión argentino que vi por Youtube.

Éxito: hacer lo que te apasiona, según tus talentos, dones y esencia y aportar al mundo con ello.

Fama: la mirada de otros sobre ti, el conocimiento de muchos de que existes y de que haces eso, lo que sea que hagas público.

El exitoso atrae a su proyecto a gente que se conecta con su historia personal, con sus talentos, dones, que los sabe apreciar y disfrutar, que sabe qué esperar de él, que no le exige que sea lo que no es, lo acepta tal como es porque se conecta con su genuinidad, autenticidad y con su causa.

Puede lograr fama el exitoso, pero no necesariamente el famoso es exitoso. A veces alguien logra fama desconectado de su verdadera esencia, proyectando algo que no es y está condenado a fingir para seguir conectado a esa audiencia que lo hizo famoso. 

Un médico investigador puede ser exitoso encerrado en su laboratorio mientras consigue cura a enfermedades que nos limitan y nunca conseguir fama. Pero no le importará porque es feliz cumpliendo lo que considera su propósito, eso es éxito.

Me gustó una frase de Bernando cuando explicaba esto: “Dios esconde su propósito en lo que te apasiona”. Y uno siempre está preguntándole a Dios qué propósito tiene con uno, y la respuesta está escondida justo detrás de lo que te apasiona ser.

La pasión la reconoces rápido, se parece al enamoramiento de pareja, es enérgica, a veces quita el sueño de la emoción, te despierta temprano puro pensando, te hace creativo, inteligente, te mueve a perseverar, a ser constante a luchar, te proyecta, se te nota a leguas, los ojos te titilan y tú brillas. 

La respuesta a la pregunta en mi título es: éxito. Yo no quiero hacer poses, no quiero tener millones de seguidores y visitas en mi web si no son de los que son, yo quiero lograr conectar con la gente que es, con los que valorarán mi conocimiento, mis esfuerzos, mi talento y mis dones tal como Dios me los dio y mejorados por la experiencia y la formación. No quiero fingir nada, no quiero performance ni show, que si lo hay, es porque ya de por sí soy showcera de corazón.

Amo esta etapa de mi vida en la que gesto algo que pronto nacerá y será maravilloso porque será como lo sueño y quiero, con sugerencias de profesionales pero sin afectar mi esencia.

Antes quise complacer a mucha gente y perdí mucho tiempo en ese camino de inconsistencia y dispersión. Ya no, ya tengo foco en lo que realmente me apasiona que es viajar y contar historias de lo que descubro usando como canal lo digital.

(8) Cree en tu talento, es tuyo el pincel (8), suena el soundtrack de Tinkerbell.

 Siento confianza en mí como nunca antes pero estoy consciente al fin de asuntos que me han parado el proceso de crecimiento y en los que estoy trabajando de adentro hacia afuera. "Eliminar para iluminar" dice Mía.

Dejo una lista de asuntos en los que trabajo ahora mismo:

-Prestar atención a los hechos, no tanto a las palabras.

-La consciencia de merecimiento

-Ver las cosas como son y no como quisieran que fueran, eso me mete en negación y me desconecta de la realidad algunas veces.

-Tomar acción pensando primero en mí y luego en los demás.

-Utilizar nuevos recursos, atreverme a innovar.

-Proveerme yo de lo que quiero y necesito para parar de endosar culpas de mis carencias a otros.

-Lidiar sanamente con la frustración de no lograr que algo salga como esperaba.

-No esperar tanto, de la vida, de la gente, vivir el hoy y valorar el instante presente y lo que la gente está dispuesta a dar, no exigir, recibir con alegría y desechar con determinación.

-Tengo que morir psicológicamente al ego. Desaprender las conductas nocivas.

-Limpiar mis ambientes para estar más cómoda.

-Sacar de mi entorno cercano y emocional a las personas que me limitan e inconscientemente me hacen disminuirme para no opacar.

Me siento libre tal como voy, alegre y confiada en Dios… a quien quiero poner a liderar toda esta limpieza interna que me permitirá ser mejor influencia cuando el momento de darme a otros a través de mi proyecto, llegue.

Ya de por sí, todo esto me hace exitosa. ¿O no?

Tras ver (en mi caso de nuevo) Frozen y viendo otra mexicana malosa con @silviapattzy. Lo que importa es la buena compañía :D #cheers #friends #girls

Tras ver (en mi caso de nuevo) Frozen y viendo otra mexicana malosa con @silviapattzy. Lo que importa es la buena compañía :D #cheers #friends #girls

Ya una vez lo dije: que tu familia sean a la vez tus amigos amigos es una gran bendición #FamilyTime #friends #love #cheers ¡Salud por los éxitos y logros de estos meses!

Ya una vez lo dije: que tu familia sean a la vez tus amigos amigos es una gran bendición #FamilyTime #friends #love #cheers ¡Salud por los éxitos y logros de estos meses!

Overthinking

Overthinking

Y que se te quede pegao incluso después de que se vaya

Y que se te quede pegao incluso después de que se vaya

(Source: richiekwon, via besos-con-rosas)

Yes, right y uno de los dos la cagó.

Yes, right y uno de los dos la cagó.

(Source: hachedesilencio, via mariposailucionada)

Día 21 #ViajeAMí: Fin del ritual, permiso neblina… voy a pasar.
Siempre he querido meditar. Ese sí que sería un viaje único a mí, pero honestamente me cuesta parar de pensar. Pienso con más velocidad de lo que hablo, por eso me atropello. Al menos para escribir este post puse música de relajación y encendí una vela blanca para detener la velocidad mental.
Llegué al final del ritual con cosas por hacer aún, queda pendiente una limpieza general de mis cosas de la casa, abrir espacio a lo nuevo botando lo que no sirve y regalando lo que no uso. Me faltó escribir algunas cartas, ver películas de llorar con Silvia y tomarme una hora diaria por al menos tres días para meditar. Pasa que usé estos últimos días para crear, para trabajar en mi web y me siento como enamorada. Anoche le pedía perdón a mi Crush por la intensidad, no paro de hablar de lo que voy logrando y descubriendo en este proceso mío que está empezando a ser un sueño cumplido.
También le admitía a mi Crush ayer que sentía miedo. El miedo no me ha abandonado desde que decidí emigrar pero al menos no me ha paralizado. Queda un mes y días para irme y tengo mil cosas que hacer…me angustio porque temo olvidar algo importante y luego arrepentirme, por eso prometí hoy hacer una lista de cosas para hacer antes de irme: Agosto-Septiembre. Ir tachándola me calma la ansiedad.
También siento miedo por la neblina. Sí, allí al frente no tengo certezas y yo estoy acostumbrada a no dar pasos en falso. Delante solo tengo una maleta, un boleto y un camino, pero no veo nada hacia adelante, hay mucha neblina. 
Tal como imaginé, el ritual haría muchas cosas en mí y puedo ahora decir como Anne Frank: “El rasgo más acusado de mi carácter es el conocimiento de mí misma”. Esta niña finalmente logró su cometido, ella soñaba con dejar huella en este mundo, era idealista, segura y decidida. Creo que todos los rasgos que ahora compartimos se los debo a esa apasionada lectura que hice de su vida cuando era muy muy niña. Me influenció demasiado y aquí estoy, teniendo el mismo objetivo de no morirme sin dejar un aporte a este mundo, que perdure.
 Me he vuelto más sensible, más observadora, más espiritual, menos egoísta. Lo más maravilloso del ritual es que en 2 marcadas oportunidades pude identificar al ego hablar y mandarlo al carajo para actuar y hablar desde mi consciencia y nueva esencia más noble y espiritual.
Detectar esa polaridad que todos tenemos y elegir por el polo del actuar bueno, ese es uno de los aprendizajes más importantes de este ritual. Me ha hecho ver con mucha más amplitud y sabiduría al otro, sin prejuicios, con más compasión. Eso me incluye a mí misma. 
Este ritual me ha permitido detectar lo que me domina, lo que me genera apegos insanos: como la Coca Cola y me ha puesto en la mente trabajarlo para lograr el desapego total de estos asuntos que me hacen daño. Aprendí a cortar lazos, a dejar ser a la gente, a tomar acciones en función de lo que otros hacen pero sin reproches, sin resistir a lo que no está fluyendo naturalmente.
Veo mucha neblina en frente aún. Esto es cuestión de fe. Pero Dios sabe que he estado inquieta y que he tenido disposición a pesar de eso de dejar que lo que es… sea. Tal vez por eso me premió dándome una luz que apartó un poco la neblina y me dejó ver mis posibilidades en Chile. Detrás de la neblina hay una montaña, hay ascenso, hay crecimiento hay cima,hay paz, hay un paisaje hermoso por el cual esforzarse para luego disfrutar.
Una de estas mañanitas de mucho pensar, de angustia, oré a Dios y fui a su palabra… para mi sorpresa, había algo para mí: “El Señor enviará su bendición sobre tus graneros y sobre todo lo que hagas, y te hará vivir feliz en el país que va a darte”. Es Dios quien controla todo lo que ocurre en el universo y para mí tiene planes geniales que solo debo creerlos.
El ritual me conectó conmigo en muchos sentidos, me ha vuelto más creativa, más productiva, entregada a mis propios ideales, más calmada frente a lo que no está en mis manos hacer, más independiente, con una autoestima más fuerte y una arrogancia más débil. Cuando sueltas, cuando dejas que sea Dios quien tome control y te dejas guiar, tu arrogancia baja, porque te vuelves más humilde y esperas más que todo se dé naturalmente y no porque tú lo fuerces. 
Anoche leyendo textos en internet para inspirar mi web me topé con este pensamiento de Martin Buber: “Todos los viajes tienen destinos secretos sobre los que el viajero nada sabe”.
Este ritual tenía como objetivo viajar a mí para entretenerme en vacaciones y buscar ser una mejor versión de mí, pero es verdad, todo viaje tiene destinos secretos de los que el viajero nada sabe y por ello encontré respuestas, perdoné gente, corté lazos, conciencié apegos, me liberé de cargas, aprendí a lidiar mejor con mi ego…por eso estoy agradecida de haber abordado a este viaje introspectivo que tantos beneficios trajo consigo.
Viajé hacia dentro… es hora de emprender el viaje hacia afuera. Mañana Crísbel cumple 5 años desde que se nos fue, ella emprendió su propio viaje y ese sí que fue sin retorno. Horas antes predicaba a las enfermeras, cantaba a Dios, lo alababa por estar viva aunque su coxi, columna, costillas y pulmón estaban rotos… ¡Eso sí que fue afrontar la neblina con pureza!  Estoy segura de que tenía miedo, pero hasta el final luchó e hizo lo que le parecía lo más correcto. Aplausos para ella por siempre.
En su honor, lucharé también. Me siento aún miedosa por la incertidumbre que me plantea el reto de la emigración pero tengo todas las herramientas personales para decir: permiso neblina… voy a pasar yo.

Día 21 #ViajeAMí: Fin del ritual, permiso neblina… voy a pasar.

Siempre he querido meditar. Ese sí que sería un viaje único a mí, pero honestamente me cuesta parar de pensar. Pienso con más velocidad de lo que hablo, por eso me atropello. Al menos para escribir este post puse música de relajación y encendí una vela blanca para detener la velocidad mental.

Llegué al final del ritual con cosas por hacer aún, queda pendiente una limpieza general de mis cosas de la casa, abrir espacio a lo nuevo botando lo que no sirve y regalando lo que no uso. Me faltó escribir algunas cartas, ver películas de llorar con Silvia y tomarme una hora diaria por al menos tres días para meditar. Pasa que usé estos últimos días para crear, para trabajar en mi web y me siento como enamorada. Anoche le pedía perdón a mi Crush por la intensidad, no paro de hablar de lo que voy logrando y descubriendo en este proceso mío que está empezando a ser un sueño cumplido.

También le admitía a mi Crush ayer que sentía miedo. El miedo no me ha abandonado desde que decidí emigrar pero al menos no me ha paralizado. Queda un mes y días para irme y tengo mil cosas que hacer…me angustio porque temo olvidar algo importante y luego arrepentirme, por eso prometí hoy hacer una lista de cosas para hacer antes de irme: Agosto-Septiembre. Ir tachándola me calma la ansiedad.

También siento miedo por la neblina. Sí, allí al frente no tengo certezas y yo estoy acostumbrada a no dar pasos en falso. Delante solo tengo una maleta, un boleto y un camino, pero no veo nada hacia adelante, hay mucha neblina. 

Tal como imaginé, el ritual haría muchas cosas en mí y puedo ahora decir como Anne Frank: “El rasgo más acusado de mi carácter es el conocimiento de mí misma”. Esta niña finalmente logró su cometido, ella soñaba con dejar huella en este mundo, era idealista, segura y decidida. Creo que todos los rasgos que ahora compartimos se los debo a esa apasionada lectura que hice de su vida cuando era muy muy niña. Me influenció demasiado y aquí estoy, teniendo el mismo objetivo de no morirme sin dejar un aporte a este mundo, que perdure.

 Me he vuelto más sensible, más observadora, más espiritual, menos egoísta. Lo más maravilloso del ritual es que en 2 marcadas oportunidades pude identificar al ego hablar y mandarlo al carajo para actuar y hablar desde mi consciencia y nueva esencia más noble y espiritual.

Detectar esa polaridad que todos tenemos y elegir por el polo del actuar bueno, ese es uno de los aprendizajes más importantes de este ritual. Me ha hecho ver con mucha más amplitud y sabiduría al otro, sin prejuicios, con más compasión. Eso me incluye a mí misma. 

Este ritual me ha permitido detectar lo que me domina, lo que me genera apegos insanos: como la Coca Cola y me ha puesto en la mente trabajarlo para lograr el desapego total de estos asuntos que me hacen daño. Aprendí a cortar lazos, a dejar ser a la gente, a tomar acciones en función de lo que otros hacen pero sin reproches, sin resistir a lo que no está fluyendo naturalmente.

Veo mucha neblina en frente aún. Esto es cuestión de fe. Pero Dios sabe que he estado inquieta y que he tenido disposición a pesar de eso de dejar que lo que es… sea. Tal vez por eso me premió dándome una luz que apartó un poco la neblina y me dejó ver mis posibilidades en Chile. Detrás de la neblina hay una montaña, hay ascenso, hay crecimiento hay cima,hay paz, hay un paisaje hermoso por el cual esforzarse para luego disfrutar.

Una de estas mañanitas de mucho pensar, de angustia, oré a Dios y fui a su palabra… para mi sorpresa, había algo para mí: “El Señor enviará su bendición sobre tus graneros y sobre todo lo que hagas, y te hará vivir feliz en el país que va a darte”. Es Dios quien controla todo lo que ocurre en el universo y para mí tiene planes geniales que solo debo creerlos.

El ritual me conectó conmigo en muchos sentidos, me ha vuelto más creativa, más productiva, entregada a mis propios ideales, más calmada frente a lo que no está en mis manos hacer, más independiente, con una autoestima más fuerte y una arrogancia más débil. Cuando sueltas, cuando dejas que sea Dios quien tome control y te dejas guiar, tu arrogancia baja, porque te vuelves más humilde y esperas más que todo se dé naturalmente y no porque tú lo fuerces. 

Anoche leyendo textos en internet para inspirar mi web me topé con este pensamiento de Martin Buber: “Todos los viajes tienen destinos secretos sobre los que el viajero nada sabe”.

Este ritual tenía como objetivo viajar a mí para entretenerme en vacaciones y buscar ser una mejor versión de mí, pero es verdad, todo viaje tiene destinos secretos de los que el viajero nada sabe y por ello encontré respuestas, perdoné gente, corté lazos, conciencié apegos, me liberé de cargas, aprendí a lidiar mejor con mi ego…por eso estoy agradecida de haber abordado a este viaje introspectivo que tantos beneficios trajo consigo.

Viajé hacia dentro… es hora de emprender el viaje hacia afuera. Mañana Crísbel cumple 5 años desde que se nos fue, ella emprendió su propio viaje y ese sí que fue sin retorno. Horas antes predicaba a las enfermeras, cantaba a Dios, lo alababa por estar viva aunque su coxi, columna, costillas y pulmón estaban rotos… ¡Eso sí que fue afrontar la neblina con pureza!  Estoy segura de que tenía miedo, pero hasta el final luchó e hizo lo que le parecía lo más correcto. Aplausos para ella por siempre.

En su honor, lucharé también. Me siento aún miedosa por la incertidumbre que me plantea el reto de la emigración pero tengo todas las herramientas personales para decir: permiso neblina… voy a pasar yo.

Día 19 y 20 #ViajeAMí: 2 decisiones que trascienden

Entonces finalmente, escogí mi logo. Justo el que yo quería, aunque no le gustara a algunos, aunque les pareciera muerto a otros. Pero a la mayoría, como a mí, nos parece el que es.

Me siento identificada con él porque la G puede parecer un corazón para algunos o un bombillo para otros y en ambos casos yo soy eso: pasión e ideas.

Los colores morados y amarillos con un gris que le da equilibrio. El morado lavanda me ha gustado toda la vida y el púrpura también por Cristo. Es elegancia, ternura, es sublime, es romántico. El amarillo es abundancia, energía, oro, luz, iluminación, ideas, es Dios también… Estoy satisfecha con esa elección.

Por otro lado, mi Crush se fue a la casa el día 19 del ritual. Pasamos todo el día juntos desde la mañana hasta que se iba ya al diario en la tarde. Y me ayudó muchísimo con mi web y a escoger mi plantilla. Fue la segunda gran elección de esta semana. Estamos ya por artes y contenido para terminar mi sitio grimonti.com y eso me hace demasiado feliz

Además es fascinante este proceso, me siento enamorada, pienso todo el día en mi proyecto. Ahora mismo veo en Sun Channel un especial sobre Istambul y muero de emoción porque es la representación de lo que sueño: viajar y contar historias usando los social media para ello.

Mi crush ha estado allí para mí y yo también quiero verlo emprender, que cumpla todos sus sueños y yo esté cerca para verlo.

Ayer me vine a La Colonia y Jéssica y yo la hemos pasado genial. Se nos sumó en la noche Joana y nos tomamos unos Naiguatá con jugo mientras veíamos la movie española 3 bodas de más. Llovió y nos quedamos en pijama viendo tv. Tal vez hoy vayamos a comer en Maracaibo Pop. Amo estar acá con Jess.

Anoche Crismary me dijo que este chico de la foto quería ayudarme con mi web, echándome vaina, y me imagino a un nuevo amor que sea como él jeje. También mi Crush consiguió que un fotógrafo reconocido, excelente y además buena persona y creativo me ayude a muy bajo costo con la sesión para mi web y la gente de Web Find You está dispuesta a ayudarme con el posicionamiento a cambio de adiestramiento. Todo fluye y Dios mueve corazones de la gente para que me apoyen. Qué hermoso todo.

Estoy por terminar el ritual. Hoy es el día 21 y mañana escribiré un post especial, porque además tiene una carga emotiva muy alta para mí. Gracias a Dios por todo lo que me ha permitido descubrir y lograr en este #ViajeAMí.

Gracias a @YimmiCastillo por esta foto a la superluna del domingo 10 de agosto. Hermosa. Toda la plenitud, luz y creatividad sobre el planeta.

Gracias a @YimmiCastillo por esta foto a la superluna del domingo 10 de agosto. Hermosa. Toda la plenitud, luz y creatividad sobre el planeta.

A propósito de una reflexión que motivó sobre el éxito Vero Ruiz del Vizo en un grupo de Facebook, con un extracto de la movie protagonizada por Robin Williamns, La Sociedad del Los Poetas Muertos, me topé con este extracto de esa peli que había olvidado, pero que ahora recuerdo perfectamente por lo que me influenció cuando era niña sobre el rol de los docentes…

Recuerdo que en esa oportunidad, tal vez hace más de una década, me dije: “Un maestro debe hacer eso, sacarte el talento que ni tú mismo te crees que tienes”. Para ese momento veía lejos, imposible, muy grande ser docente… ahora me doy cuenta de que sin saberlo ese pensamiento se había convertido en un mantra para mí.

Siento orgasmos académicos cuando logro influenciar para bien a un alumno, cuando lo veo cambiar, mejorar… descubrirse.

El cine transforma a la gente. Gracias a Dios por ello.

Gracias, Robin.